indoor

20081124

 

Sueño 20081118

no lo quería escribir, pero me está penando.

No había muerto su madre, sino él. Íbamos al encuentro del muerto presente bien vestido con chaqueta de tweed, una caminata nocturna en bajada por la calle de mi infancia hasta llegar a la casa en que nos encontrábamos, todos, con él, como si volviera de un viaje, de la muerte. Su madre era la más feliz de verlo y lo recibía con el mismo arroz con alcaparras y maiz que me provocó la fiebre en la vigilia previa.
El absurdo encuentro me fijaba los ojos en la chaqueta, blanco, negro y algun otro color. Todo mal iluminado, amarillento difuso en fondo negro.
Una reunión amistosa que no era tan abierta como se esperaba, tan intensa como se esperaba. Porque a los muertos no se les espera, parece.

Labels: ,


Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]



Links to this post:

Create a Link



<< Home

Archives

200401   200501   200502   200510   200605   200606   200607   200608   200609   200610   200611   200701   200706   200707   200709   200710   200711   200712   200801   200809   200810   200811   200901   201108  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Subscribe to Posts [Atom]

Free Website Counter
Free Counter